Casa de sepelio en Turdera

Asesoramiento

Por un asesoramiento más detallado y personalizado, no dude en contactarse con nosotros de forma telefónica.

¿Qué debo hacer ante el fallecimiento de un familiar?
Fallecimiento en un establecimiento asistencial

Cuando el fallecimiento ocurre en un establecimiento asistencial, sea este un hospital público, una clínica o sanatorio privado o inclusive un hogar de ancianos, la familia debe buscar el documento de la persona fallecida y acercarse a una casa de sepelio. Una vez en la misma, la familia deberá contratar un servicio fúnebre de acuerdo a sus deseos y luego la empresa de sepelios podrá enviar a retirar el cuerpo del lugar donde hubiese fallecido. El cuerpo solo se pude retirar con el documento, ya que de este se toman los datos para que el médico del lugar realice el certificado médico de defunción, indispensable para poder labrar el acta en el registro de las personas y obtener así una licencia de inhumación. Si el documento se llegara a encontrar en el establecimiento, la familia no debe procuparse ya que la ambulancia de traslado lo retirará junto con el certificado de defunción en el momento de traslado del cuerpo. Es importante tener en cuenta que en algunos establecimientos se debe esperar un tiempo estipulado antes de poder retirar el cuerpo, que va desde las 2 a las 6 horas; en otros por el contrario el cuerpo puede retirarse sin espera. Además, algunos hospitales o clínicas solicitan la presencia de un familiar en el momento en que la ambulancia se acerca para realizar un reconocimiento del cuerpo. De todas formas, siempre la casa velatoria proporcionará en el momento adecuado la información necesaria de acuerdo al caso particular y al lugar específico de fallecimiento.
Fallecimiento en un domicilio

Si el deceso ocurriese en el hogar de la persona o en la vivienda de algun familiar, la familia debe acercase igualmente a una empresa de sepelios con el documento del óbito. En este caso, teniendo en cuenta que siempre debe un médico completar y firmar un formulario específico, la familia deberá contactarse con el médico de cabecera de la persona fallecida, comunicar al mismo lo ocurrido y preguntar si éste estaría dispuesto a hacerse cargo de dicha firma. Una vez realizado ésto, será la casa de sepelio la que posteriormente se comunicará con el médico y se ocupará de que él mismo complete el certificado en tiempo y forma. Si el médico se rehusase a realizar dicho procedimiento y no hubiese ningun médico dispuesto corresponde entonces dar intervención a la policía, trasladar el cuerpo a la morgue para la determinación del causal de muerte mediante una autopsia y la consecuente firma del formulario a cargo del doctor de dicha morgue. Aún en este caso último, siempre es recomendable el contacto, aunque sea telefónico con una casa velatoria para ser asesorado acerca de cómo proceder.

Fallecimiento en la vía pública

Cuando ocurre un fallecimiento en la vía pública o en sitios públicos, es obligatoria la intervención policial, que procederá a una serie de pericias y al consecuente traslado del cuerpo para la morgue para realizar la autopsia y poder así averiguar las causas de la muerte. Si una persona tomase noticia de un fallecimiento bajo estas características, siempre es recomendable dar aviso a la policía y no tocar el cuerpo hasta que la misma se encargue de realizar el procedimiento estipulado. Una vez trasladado el cuerpo, la familia deberá acercarse a una casa fúnebre para contratar un servicio y así poder retirar el cuerpo, una vez que se notificase que el mismo ya estuviese a disposición de la familia para el correspondiente velatorio y posterior sepelio. En todos los casos la comisaría interviniente deberá redactar una nota de entrega del cuerpo a nombre de un familiar cercano, el cual deberá acercarse a la morgue junto con la ambulancia enviada por la empresa de sepelios. Es importante tener en cuenta que siempre que se diese un caso con intervención policial, el cuerpo no podrá ser cremado sin una orden judicial del juez a cargo de la causa y la misma deberá ser solicitada luego de retirar el cuerpo en los tribunales correspondientes.


Posibles destinos de un sepelio: crematorio, cementerio público y cementerio privado

Crematorio

La cremación resulta ser una de las alternativas más elegidas por la gente en la actualidad. Muchas personas tienen los deseos de que sus restos sean cremados al morir. Para proceder a la cremacion de un familiar, siempre es necesario que un autorizante firme y adjunte a dicha autorización cierta documentación. Si la persona fallecida fuese casada, siempre quien debe autorizar la cremación es el conyuge, adjuntando una fotocopia de su documento y una fotocopia de algún documento que certifique el vínculo, el cual podría ser libreta de matrimonio suya o de alguno de sus hijos o acta de matrimonio. Si la persona, en cambio fuese viuda, quienes deben autorizar son los hijos, todos los que sean, con fotocopia de su documento también y nuevamente fotocopia de algún documento que certifique el vínculo entre ellos y quien en vida fuese su padre o madre. En otros casos en que la persona es soltera, no tiene hijos o circunstancias similares, debe buscarse al familiar más cercano y varios testigos todos con fotocopia de sus respectivos documentos.

Es importante tener en cuenta que en aquellos casos en los que hay intervención policial, el cuerpo no podrá ser cremado de forma inmediata, sino solo después de que el juez a cargo de la causa emitiese una orden autorizándola.
Cementerio público

Si el deseo de la familia fuese, en cambio, realizar el sepelio en un cementerio público, lo único que debe hacerse es arrendar una sepultura por 5 años, la cual puede estar a nombre de cualquier persona, sea ésta familiar o no del fallecido. Es importante tener en cuenta que si bien el costo de los cementerios públicos es bajo, el fallecido debe ser inhumado en el cementerio correspondiente a su último domicilio anotado en su DNI.

Solo algunos cementerios permiten la inhumación de personas con domicilio en otros partidos, mediante el pago de una tasa especial. Para este tipo de inhumación no es necesaria la autorización de los familiares; sino que una vez labrada el acta de defunción con el documento del fallecido y el certificado firmado por el médico, el registro de las personas extiende una licencia de inhumación que autoriza al personal de la empresa de sepelios a trasladar el cuerpo y realizar el sepelio.
Cementerio privado

Para realizar un sepelio en un cementerio privado, la familia del fallecido debe adquirir una parcela en el mismo. Las parcelas de los cementerios privados, en la mayoría de los casos se compran y no se arriendan como en los cementerios públicos. Esto significa que el titular pasa a ser propietario de dicho sector de tierra siempre y cuando cumpla con el pago de los gastos de mantenimiento. La adquisición de una parcela puede hacerse en el mismo momento en que las personas se acercan a la casa fúnebre para la contratación del servicio. No es necesario que la familia se acerque al cementerio privado en el cual desea comprar una parcela, ya que la mayoría de dichos cementerios envían una persona a la casa de servicios fúnebres para que la compra se efectúe allí mismo, y la familia no tenga que movilizarse.

Ofrecemos parcelas en el cementerio Parque Gloriam.

Si desea mayor información acerca de la adquisición de parcelas en cementerios privados puede comunicarse con nosotros de forma telefónica.
Cementerios con los que trabajamos habitualmente

  • Cementerio Parque Monte Paraíso.
  • Cementerio Disidentes Llavallol.
  • Cementerio Privado Parque Gloriam.

Trámites y gestoría relacionada

Solicitud de un certificado de defunción

Si la familia de un fallecido reciente o no, necesitara por algún motivo un certificado o acta de defunción, el mismo deberá solicitarse en el registro civil en que fue labrada la defunción. Es importante tener en cuenta que la defunción se inscribe en el registro civil correspondiente al partido en el que ocurrió el fallecimiento independientemente del lugar de residencia de la persona. Para solicitar el mismo documento, es necesario una serie de datos, entre ellos el nombre completo del óbito, la fecha de fallecimiento y el número de acta y folio en que se registró dicho deceso. Si la familia no contase con dicha información deberá comunicarse con la casa de servicios fúnebres que se encargó del servicio, la cual debería tener un registro de dicho datos. Si no fuese posible conseguir dichos datos, la misma deberá solicitarse con nombre y fecha exacta de muerte. En algunos casos, y dependiendo del registro civil en cuestión, nuestra empresa se encarga de solitar dicho documento, en otros, necesariamente un familiar debe tramitar el mismo.
Gestión del subsidio de contención familiar (reintegro por sepelio - ANSES)

En todos los casos en que falleciese una persona jubilada y/o pensionada de ANSES, la persona que se haga cargo económicamente del servicio, estará en condiciones de tramitar el subsidio de contención familiar, que podrá permitirle recibir un reintegro de $6000 en un lapso no mayor de 60 días. En estos casos, la familia debe contratar el servicio de forma particular y luego tramitar dicho reintegro en la oficina de ANSES que desee. Para gestionar dicho reintegro es necesario juntar cierta documentación, parte de la cual será entregada por la empresa de sepelios, y parte que deberá agregar la persona a cargo del trámite.
Documentación necesaria:

Los ítems que contengan un * son los que debe agregar la persona que realiza el trámite:

  • Acta de defunción original y 2 copias.
  • Factura del servicio fúnebre y copia.
  • DNI y fotocopia del solicitante.
Gestión de pensión por fallecimiento del cónyuge

En todos los casos en que fallece una persona jubilada y casada, correspondería que la jubilación de quien fallece pase a su cónyuge como pensión a un porcentaje cercano al 75%. Para que esto efectivamente ocurra es necesario que el mismo cónyuge realice un trámite de forma personal. En nuestra empresa solemos aconsejar que, en casos en que el fallecido es casado, la factura se haga a nombre del cónyuge, para que este pueda presentar la misma durante la gestión de su pensión, y pueda cobrar el subsidio de forma conjunta sin necesidad de realizar el trámite por separado. De esta forma, en su primer recibo de pensión, aparecerá detallado el "subsidio de contención familiar" por $6000.

Documentación necesaria:

Los ítems que contengan un * son los que debe agregar la persona que realiza el trámite:

  • Acta de defunción original y 2 copias.
  • Acta de matrimonio actualizada a la fecha con fotocopia.
  • DNI y fotocopia del solicitante.


Fernández Sepelios. Av. Hipólito Yrigoyen 11070 (1834) Turdera. Provincia de Buenos

Aires. Teléfonos: (011) 4231 5654 - (011) 4231 6129.